Archivo de la etiqueta: decepción amorosa

Harry Potter y el misterio de por qué todos te pelan menos el/la chic@ que te gusta.

Estándar

Ehm… bueno, no ha sido el mejor título para un post, pero no tenía nada mejor en mente.
En fin, es la primera entrada del año, y comenzaré por los sucesos mas relevantes de este pequeño 2013 :)

¿Nunca les ha pasado que cuando tienen novio o les gusta mucho alguien, todo mundo les empieza a tirar el calzonazo en la cara? Yo creo que si pilluelos.

¿Y no se han preguntado el por qué de que siempre pase la misma cosa b*starda?
AH, PUES YO SÍ.

Las Camilas somos malas en el amor por naturaleza (menos Camila Sodi, ella no. Maldita.)
Espantamos a nuestros “crushes”, cuando mejor van nuestras relaciones hacemos algo verdaderamente estúpido o simplemente no nos atrevemos a hablarle a quién nos gusta.

El problema es cuando alguien nos gusta, y nos gusta de verdad. Le hablas, lo buscas, lo stalkeas, incluso no dices groserías con el… NO DICES GROSERÍAS. D:
Pero aquí lo malo es que ese “alguien” no nos hace caso. Pero otros 3 si. (bueno, tampoco son muy buenos partidos)

Y cuando finalmente has decidido hacerle caso a alguno de esos otros 3 muchachillos… YA NO ESTÁ INTERESADO EN TI! -.-

¡C*JEME KARMA!

¿Por qué pasa esto?
En mis 17 años de experiencia en decepciones amorosas, resbalones, tropezones y caídas, he llegado ha elaborar una interesante teoría que dice mas o menos así.

“Entre mas sea tu interés, menor será la fuerza de atracción que logres en tu Crush & visceversa”

Lo que quiere decir en cristiano es que, mientras mas insistas con alguien, menos caso te va a hacer.

No estoy segura de que sea, si instinto, o si ese lado ególatra que todos llevamos dentro, TODOS. Pero así pasa, yo lo he hecho, tu lo has hecho, hasta tu abuelita lo hizo (espero).

Y otro punto importante en el “pre” de una relación en la que has llevado insistiendo un largo tiempo, es si en verdad QUIERES a esa persona, o si solo se ha vuelto un CAPRICHO o una OBSESIÓN.

En cualquiera de los 2 casos estás quedando como un estúpido sin dignidad.

Así que, he llegado a la conclusión de que… bueno, en realidad a ninguna.

Pero la vida es como un eco, si no te gusta lo que recibes, piensa en lo que emites.
Si alguien llega un día a hablarte, no seas v*rguero, y trátalo con amabilidad, quien quita que pueda ser tu futur@ novi@.

Me despido con un besito en sus mejillas tan tersas como pompas de bebé, mis bebés de luz.

Atte: Camila “La mala suerte en el amor” Ávila.

P.D. Oh, y si de plano los batearon muy c*lero, inhalen profundamente y díganles… “¡A LA CH*NGADA CLARITA, A LA CH*NGADA!”

 

 

Image